Viernes 30 de octubre

Viernes, 30 de octubre
XXX semana del tiempo ordinario

(Recuerda:
1. Pide el Espíritu Santo
2. Lee despacio y entiende
3. Medita qué te dice la Palabra de Dios
4. Ora, respóndele al Señor
5. Actúa, llévalo a tu vida)

Evangelio según San Lucas 14, 1-6
Un sábado, entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando. Jesús se encontró delante un hombre enfermo de hidropesía y dirigiéndose a los letrados y fariseos, preguntó: ¿Es lícito curar los sábados, o no? Ellos se quedaron callados.
Jesús, tocando al enfermo, lo curó y lo despidió. Y a ellos les dijo: Si a uno de vosotros se le cae al pozo el burro o el buey, ¿no lo saca enseguida, aunque sea sábado? Y se quedaron sin respuesta.

Pistas: Hay que ver cómo somos a veces las personas… Cuando alguien se encierra en ideologías, en posturas inamovibles; puede quedarse sin descubrir la verdad. Es más, puede ser el más ciego del mundo creyéndose el que mejor ve.
También pone de manifiesto la doble vara de medir. No hay que irse tan lejos para ver cuánta hipocresía podemos alcanzar: políticos que prometen y dicen una cosa, pero hacen la contraria; curas, monjas, padres, madres, maestros, empresarios, policías… Tú y yo ¿cuántas veces usamos la doble vara de medir? ¿cuántas veces estamos instalados en la hipocresía, en la apariencia, en el juicio y en el fondo nos da igual la verdad, nos da igual el de al lado?
Jesús propone un camino de autenticidad, cuyo resumen es el amor, como leíamos hace poco. ¿Amaban aquellos letrados y fariseos del Evangelio al hombre enfermo? Es más ¿lo veían si quiera? Y nosotros ¿amamos? ¿buscamos la verdad? ¿vemos lo que nos rodea? Es tan fácil dejarse arrastrar por la masa, es tan fácil volverse un mediocre y acomodado. Pero Jesús nos propone otro camino ¿Estás dispuesto a dejarte transformar por Él y seguirle?

Relee el Evangelio, escucha lo que Dios te dice, respóndele con tu oración y llévalo a tu vida.