Viernes 17 de mayo

Viernes 17 de mayo
San Pascual Bailón, religioso

(Recuerda:
1. Pide el Espíritu Santo
2. Lee despacio y entiende
3. Medita qué te dice la Palabra de Dios
4. Ora, respóndele al Señor
5. Actúa, llévalo a tu vida)

Evangelio según san Juan 14, 1-6
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
—«Que no tiemble vuestro corazón; creed en Dios y creed también en mi. En la casa de mi Padre hay muchas estancias; si no fuera así, ¿os habría dicho que voy a prepararos sitio? Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino.» Tomás le dice:
—«Señor, no sabemos adonde vas, ¿cómo podemos saber el camino?» Jesús le responde:
—«Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mi.»

Pistas: A veces hay motivos para que tiemble el corazón. Tantas dificultades, miedos, tristezas, luchas… El Evangelio de hoy comienza diciéndonos: “que no tiemble vuestro corazón”. No tengas miedo. Y para ello, cree. Para vivir sin miedo, ten fe. Para superar los sufrimientos, ten fe. Cree en Jesús.
Incluso para lo más definitivo que nos puede pasar, la muerte, Jesús tiene una respuesta. Él va delante, preparando sitio. Esto sólo se puede descubrir desde fe y con la luz de la muerte y resurrección de Jesús. Tomás quiere seguir a Jesús, quiere comprender y pregunta.
La respuesta de Jesús nos ha dejado una frase que nos hace asomarnos a su misterio: ¿Quién es? Es el camino, el que acerca a Dios a los hombres y a los hombres a Dios. Por medio de Jesús tenemos acceso a la vida divina. Es la verdad, porque en Jesús podemos encontrar la plenitud de la verdad sobre Dios y sobre el hombre; la plenitud de la revelación (no sólo como conocimientos, sino como relación con Dios). Y la vida. Porque el que se encuentra con Jesús entra en la vida de Dios, en plenitud de vida, ya aquí y por/para la eternidad. Jesús camino, verdad y vida. ¿Qué te dice y qué le dices hoy?

Relee el Evangelio, escucha lo que Dios te dice y respóndele con tu oración y llévalo a tu vida.