Viernes 12 de octubre

Viernes, 12 de octubre
Bienaventurada Virgen María del Pilar

(Recuerda:
1. Pide el Espíritu Santo
2. Lee despacio y entiende
3. Medita qué te dice la Palabra de Dios
4. Ora, respóndele al Señor)

Evangelio según san Lucas 11, 27-28
En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba a la gente, una mujer de entre el gentío levantó la voz, diciendo: «Dichoso el vientre que te llevó y los pechos que te criaron.» Pero él repuso: «Mejor, dichosos los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen.»

Pistas: Un piropo a la madre de Jesús se convierte en una enseñanza. ¿Qué hace dichoso, feliz, a alguien? ¿La posición social o la “familia” a la que pertenece? ¿El cómo te ven los demás? ¿La opinión que tienen de ti o las personas con las que te relacionan?
Según Jesús, si quieres ser dichoso escucha la palabra de Dios y cúmplela. Es una invitación a ser discípulo suyo. El camino lo vas recorriendo al rezar cada día con la Palabra de Dios y convertirla en acción en tu vida. Ambas cosas son necesarias: escuchar la palabra de Dios (entender, pensar, darle vueltas, comprenderla, rezar…) y cumplirla (llevarla a la vida, no dejarla en una mera teoría, revisar, exigirte, descubrir caminos para vivir como discípulo de Jesús…).
El Evangelio de hoy te invita a escuchar la palabra y actuar cumpliéndola para ser feliz. ¿Qué camino estás siguiendo? Jesús te llama a que le sigas para que seas dichoso ¿qué tienes que hacer para que sea realidad su promesa en tu vida?

Relee el Evangelio, escucha lo que Dios te dice y respóndele con tu oración.