Viernes 12 de mayo

Viernes 12 de mayo
IV semana de Pascua
Santos Nereo y Aquiles, mártires
San Pancracio, mártir

(Recuerda:
1. Pide el Espíritu Santo
2. Lee despacio y entiende
3. Medita qué te dice la Palabra de Dios
4. Ora, respóndele al Señor)

Evangelio según san Juan 14, 1-6

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Que no tiemble vuestro corazón; creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas estancias; si no fuera así, ¿os habría dicho que voy a prepararos sitio? Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino.» Tomás le dice: «Señor, no sabemos a dónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?»
Jesús le responde: «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí.»

Pistas: El Evangelio de hoy nos deja un mensaje de esperanza: No temas, no tengas miedo cuando las cosas se pongan difíciles. Ni siquiera ante la persecución o la muerte. Porque el camino no es un laberinto. No es una encerrona. El camino es Jesús mismo. Encontrarse con Él, creer en Él. Eso te dará vida. Vida eterna.
“Yo soy el camino, la verdad y la vida”. Refresca lo que venimos leyendo en San Juan sobre Jesús. Párate a pensar qué significa para ti y para tu vida que Jesús sea el camino hacia Dios, que sea la verdad y la vida. Si quieres y necesitas encontrarte con Dios, si quieres verdad, si quieres plenitud de vida: Es Jesús. Él es la respuesta.

Relee el Evangelio, escucha lo que Dios te dice y respóndele con tu oración.