Sábado 26 de enero santos Timoteo y Tito

Sábado 26 de enero
Santos Timoteo y Tito, obispos

(Recuerda:
1. Pide el Espíritu Santo
2. Lee despacio y entiende
3. Medita qué te dice la Palabra de Dios
4. Ora, respóndele al Señor)

Evangelio según San Marcos 3, 20-21
En aquel tiempo, volvió Jesús con sus discípulos a casa y se juntó tanta gente, que no los dejaban ni comer. Al enterarse su familia, vinieron a llevárselo, porque decían que no estaba en sus cabales.

Pistas: En el capítulo 3, San Marcos nos cuenta cómo Jesús elige unas personas para que estuvieran con Él. Aumenta su familia con el grupo de los discípulos. Más adelante nos explica que cuando iban a buscarlo y no pueden llegar hasta Él a causa del gentío, le mandan este recado: “Tu Madre y tus hermanos te buscan”. A lo que Jesús responde que su madre y sus hermanos son los que escuchan la Palabra de Dios y la cumplen.
La relación que establece Jesús con sus discípulos es como la que se da en una familia. Y la misión es lo más importante para Él. Se entrega completamente a los demás. Todas sus fuerzas y su tiempo. Es un amor sin medida, cuya máxima expresión será su muerte en la cruz.
Hoy nos dice el Evangelio que parece que está fuera de sus cabales. Van a buscarlo porque piensan que ha perdido el norte, que tanta entrega no es buena. Y un punto de esta «locura» de Jesús es la de cambiar las relaciones con los demás por fidelidad al Evangelio. Es la locura de entregar la vida por encima de las propias fuerzas. Y es locura para quienes no entienden que Él ha venido a cambiar las cosas. Por eso los santos –discípulos de Jesús- parecen personas tan extraordinarias, porque entregan su vida como Él lo hizo, por encima de sus propias fuerzas –con la fuerza del Espíritu Santo-.
Puedes orar con estas preguntas: ¿Hasta dónde está llegando tu respuesta a Jesús? ¿Cómo son tus relaciones con los demás? ¿A qué dedicas tu tiempo, tu esfuerzo, tus recursos…? ¿Quieres ser parte de la familia de Jesús?

Relee el Evangelio, escucha lo que Dios te dice y respóndele con tu oración