Sábado 2 de marzo

Sábado 2 de marzo
VII semana del tiempo ordinario

(Recuerda:
1. Pide el Espíritu Santo
2. Lee despacio y entiende
3. Medita qué te dice la Palabra de Dios
4. Ora, respóndele al Señor)

Pistas: hoy te invito a que pienses algo antes de leer el Evangelio. ¿Cómo terminarías las frases: “si quieres ser buen cristiano tienes que…”, “si quieres entrar en el Reino de Dios tienes que…”? Piénsalo un momento y lee el Evangelio.
Evangelio según San Marcos 10, 13-16
En aquel tiempo, presentaron a Jesús unos niños para que los tocara, pero los discípulos les regañaban.
Al verlo, Jesús se enfadó y les dijo: Dejad que los niños se acerquen a mí: no se lo impidáis; de los que son como ellos es el Reino de Dios. Os aseguro que el que no acepte el Reino de Dios como un niño, no entrará en él. Y los abrazaba y los bendecía imponiéndoles las manos.

Pistas: ¿Cómo terminarías ahora las frases: “si quieres ser buen cristiano tienes que…”, “si quieres entrar en el Reino de Dios tienes que…”?
Jesús las termina diciéndonos que debemos aceptar el Reino como si fuésemos un niño. O mejor, como lo haría un niño.
Si quieres ser buen cristiano, si quieres entrar en el Reino de Dios, acércate a Jesús como aquellos niños lo hacían. Con sencillez, sin perjuicios, sin maldad ni dobles intenciones, sin buscar una recompensa por un trabajo hecho, sin dejarse manipular.
Puede ayudarte a rezar imaginarte la escena. Las actitudes de cada personaje. Los discípulos no querían que molestaran al Maestro, los niños buscando acercarse a Él ¿Por qué? ¿cómo actuaba Jesús con ellos? Los discípulos impidiendo que se acerquen a Jesús ¿Cuántas veces nosotros impedimos que otros más sencillos y pequeños se acerquen a Jesús? Los niños insistiendo y dejando que Jesús les abrace y les bendiga.
¿Quieres entrar en el Reino de Dios? ¿quieres conocer a Jesús? Relee el Evangelio, escucha lo que Dios te dice y respóndele con tu oración.