Miércoles 3 de mayo

Miércoles 3 de mayo
Santos Felipe y Santiago, apóstoles

(Recuerda:
1. Pide el Espíritu Santo
2. Lee despacio y entiende
3. Medita qué te dice la Palabra de Dios
4. Ora, respóndele al Señor)

Evangelio según san Juan 14, 6-14

En aquel tiempo, dijo Jesús a Tomás: «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí. Si me conocéis a mí, conoceréis también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto.» Felipe le dice: «Señor, muéstranos al Padre y nos basta.»
Jesús le replica: «Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe? Quien me ha visto a mí ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: “Muéstranos al Padre”? ¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia. El Padre, que permanece en mí, hace sus obras, Creedme: yo estoy en el Padre, y el Padre en mí. Si no, creed a las obras. Os lo aseguro: el que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aún mayores. Porque yo me voy al Padre; y lo que pidáis en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré.»

Pistas: ¿Quién es Jesús?
– Es el camino hacia el Padre. Si quieres conocer a Dios, el camino es Jesús. Conocerle a Él es conocer al Padre. Por medio de Jesús resucitado puedes acceder a Dios.
– Es el que puede mostrar la verdad, porque no habla por su cuenta. Y no sólo habla sino que hace obras que dan testimonio de quién es Él. En Jesús hay verdad. Jesús es la verdad.
– Está en el Padre y el Padre en Él. El Hijo está tan unido al Padre que son uno. El Hijo es Dios, por eso también da vida. No sólo es una fe que tiene en Jesús el camino y la verdad. Sino una fe que da vida. Que transforma. Que nos lleva a hacer obras como las de Jesús “y aún mayores”. Por medio de Jesús resucitado recibes al Espíritu Santo, el don de los dones. Dios mismo dándose y dándote su vida.
Jesús es camino, verdad y vida. ¿Qué significa esto para ti? Si quieres encontrar y conocer mejor a Dios, Jesús es el camino. Si quieres encontrar la verdad, dejar de tener dudas, de dar tumbos, Jesús es la verdad.
Entonces ¿quieres vivir con plenitud? ¿quieres no sólo sobrevivir sino vivir? Jesús es la respuesta. Jesús es la vida.

Relee el Evangelio, escucha lo que Dios te dice y respóndele con tu oración.