Miércoles 28 de octubre

Miércoles, 28 de octubre
San Simón y San Judas, Apóstoles

(Recuerda:
1. Pide el Espíritu Santo
2. Lee despacio y entiende
3. Medita qué te dice la Palabra de Dios
4. Ora, respóndele al Señor
5. Actúa, llévalo a tu vida)

Evangelio según san Lucas 6, 12-19
En aquel tiempo, subió Jesús a la montaña a orar, y pasó la noche orando a Dios.
Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, escogió a doce de ellos y los nombró apóstoles: Simón, al que puso de nombre Pedro, y Andrés, su hermano, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago Alfeo, Simón, apodado el Celotes, Judas el de Santiago y Judas Iscariote, que fue el traidor.
Bajó del monte con ellos y se paró en un llano, con un grupo grande de discípulos y de pueblo, procedente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón.
Venían a oírlo y a que los curara de sus enfermedades; los atormentados por espíritus inmundos quedaban curados, y la gente trataba de tocarlo, porque salía de él una fuerza que los curaba a todos.

Pistas: el otro día me preguntaba una señora: pero si Jesús es Dios ¿a quién ora? ¿por qué reza? Esta pregunta esconde una verdad fundamental de nuestra fe: Jesús es verdadero hombre, el Hijo de Dios se hace hombre con todas las consecuencias. Por tanto, su humanidad necesita orar al Padre y llenarse del Espíritu Santo. Necesita abrir el entendimiento, la voluntad, el ser al Padre. Hablar con Él, escucharle.
La elección de los Doce era algo tan trascendental para Jesús que se pasó la noche en oración. Elige unos hombres para que estén con Él y les nombra apóstoles, testigos. Jesús tiene conciencia de la importancia de lo que va a suceder en su vida. Por eso, busca unos hombres que lo testifiquen y ayuden a continuar lo que Él está iniciando.
Uno le sale mal, Judas. Da qué pensar. Si el Hijo de Dios eligió un traidor -al principio no lo era, seguro que estaba impresionado por Jesús como el que más- ¿cómo no va a haber en la Iglesia personas que se equivoquen, que fallen, que hagan daño? Incluso es un aviso para estar vigilantes: hoy estamos muy convencidos, pero podemos dejarnos llevar por el mismo camino que Judas…
Los nombra en el monte, el lugar de las teofanías en el Antiguo Testamento, donde Dios se manifiesta al hombre, revela las tablas de la Ley… Son Doce, igual que las doce tribus de Israel. Es el nuevo pueblo, la nueva alianza. Jesús tiene conciencia de que algo nuevo está sucediendo a través de Él.
Y baja con ellos del monte. Ante sus apóstoles predica, cura, sana, salva. De Jesús sale una fuerza que transforma todo. Jesús realizó todo eso y encargó a sus discípulos continuar la obra. Por eso, ahora, nosotros, su Iglesia, llenos del Espíritu Santo, estamos llamados a ser en el mundo también un signo de su amor y su salvación.
Orar, la elección, la misión, uno que falla, quién es Jesús, qué hace, la misión de los Doce y de la Iglesia… muchos temas para orar, deja que Dios te hable.

Relee el Evangelio, escucha lo que Dios te dice, respóndele con tu oración y llévalo a tu vida.