Miércoles 26 de septiembre

Miércoles 26 de septiembre
Santos Cosme y Damián, mártires

(Recuerda:
1. Pide el Espíritu Santo
2. Lee despacio y entiende
3. Medita qué te dice la Palabra de Dios
4. Ora, respóndele al Señor)

Evangelio según San Lucas 9, 1-6
En aquel tiempo, Jesús reunió a los Doce y les dio poder y autoridad sobre toda clase de demonios y para curar enfermedades.
Luego los envió a proclamar el Reino de Dios y a curar a los enfermos, diciéndoles: No llevéis nada para el camino: ni bastón ni alforja, ni pan ni dinero; tampoco llevéis túnica de repuesto.
Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si alguien no os recibe, al salir de aquel pueblo sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa.
Ellos se pusieron en camino y fueron de aldea en aldea, anunciando la Buena Noticia y curando en todas partes.

Pistas: Jesús envía a los que había llamado a seguirle. Los envía con poder y autoridad para hacer lo que les encomienda. Pero a la vez les da unas instrucciones muy concretas en las que queda claro que quiere que se fíen de Dios.
Van sin ninguna seguridad más que la palabra de Jesús y la promesa de poder y autoridad para realizar lo que les pide. Les manda que no busquen glorias humanas, ni prosperar. Y les advierte que no es infalible: las personas son libres de recibirles y acoger el mensaje o no. La finalidad no es el éxito sino anunciar el Evangelio, llevar el Reino, expulsar demonios y curar a los que sufren.
“Ellos se pusieron en camino”. El bautismo y la vocación concreta a la que hayas sido llamado tiene una misión a la que también a ti Jesús te envía y capacita. Puedes quedarte quieto o buscar glorias humanas, seguridades, garantías de que vas a triunfar…. Pero nada de esto es importante. Si te pones en camino y haces lo que Jesús te pide, el Reino de Dios, la Buena Noticia, se hará presente. Y el poder de Dios actuará en tu vida, en tu comunidad, en la Iglesia y en la sociedad. Si te pones en camino…

Relee el Evangelio, escucha lo que Dios te dice y respóndele con tu oración.