Martes 25 de julio

Martes 25 de julio
Solemnidad de Santiago Apóstol, patrono de España

(Recuerda:
1. Pide el Espíritu Santo
2. Lee despacio y entiende
3. Medita qué te dice la Palabra de Dios
4. Ora, respóndele al Señor)

Evangelio según san Mateo 20, 20-28

En aquel tiempo, se acercó a Jesús la madre de los Zebedeos con sus hijos y se postró para hacerle una petición. Él le preguntó: ¿«Qué deseas?» Ella contestó: «Ordena que estos dos hijos míos se sienten en tu reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda.» Pero Jesús replicó: «No sabéis lo que pedís. ¿Sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber?» Contestaron: «Lo somos.» Él les dijo: «Mi cáliz lo beberéis; pero el puesto a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo, es para aquellos para quienes lo tiene reservado mi Padre.»
Los otros diez, que lo habían oído, se indignaron contra los dos hermanos. Pero Jesús, reuniéndolos, les dijo: «Sabéis que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. No será así entre vosotros: el que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor, y el que quiera ser primero entre vosotros, que sea vuestro esclavo. Igual que el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos.»

Pistas: La posición, el poder, el reconocimiento… Rápidamente detectamos y criticamos cuando los demás viven movidos por el afán de poder, por “trepar” y ser reconocidos. Pero no solemos ser tan ágiles en darnos cuenta cuando nosotros vivimos hacia fuera, para la imagen, o buscando ascender y prosperar.
Hoy Jesús te invita a mirarte a ti mismo: para ser grande hay que servir; para ser el primero hacerse el último. Piensa en qué aspectos tu imagen, tu posición o cargo son más importantes que seguir a Jesús por el camino del amor y el servicio.
Los Apóstoles “se indignaron contra los dos hermanos”. En realidad ellos pensaban igual, querían esos puestos… ¿Cuántas veces en la Iglesia estamos así? ¿cuántas veces sientes que te hacen de menos o que tu puesto debería estar más arriba, más visible…? El camino nos lo marca Jesús. Si quieres ser grande, vive como Él, no dejes que te engañen las excusas o la comodidad, que no te seduzca el afán de reconocimiento o el poder.
Servir, amar y dar la vida, con puestos y sin puestos, reconocido o escondido, eso te hará grande.

Relee el Evangelio, escucha lo que Dios te dice y respóndele con tu oración.