Martes 16 de octubre

Martes 16 de octubre
Santa Eduvigis, religiosa
Santa Margarita María de Alacoque, virgen

(Recuerda:
1. Pide el Espíritu Santo
2. Lee despacio y entiende
3. Medita qué te dice la Palabra de Dios
4. Ora, respóndele al Señor)

Evangelio según San Lucas 11, 37-41
En aquel tiempo, cuando Jesús terminó de hablar, un fariseo lo invitó a comer a su casa. El entró y se puso a la mesa.
Como el fariseo se sorprendió al ver que no se lavaba las manos antes de comer, el Señor le dijo: Vosotros, los fariseos, limpiáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro rebosáis de robos y maldades. ¡Necios! El que hizo lo de fuera, ¿no hizo también lo de dentro? Dad limosna de lo de dentro, y lo tendréis limpio todo.

Pistas: Para muchos judíos contemporáneos de Jesús la religión se había convertido en un cumplimiento externo de tradiciones y costumbres, olvidando la vivencia interior y la auténtica fidelidad a Dios.
Este Evangelio puede servirte para revisar tu vida. ¿Invitas a Jesús a comer en tu casa? Es decir ¿le abres las puertas de tu vida? Éste es el primer paso: conocer a Jesús, invitarle a que entre en tus cosas, en lo que te ocurre, en tu día a día.
El siguiente es aprender de Él. Jesús enseña que lo importante es que cambie tu corazón, tu interior, y esto transformará tu vida. ¿Qué es lo que hay en tu corazón? ¿utilizas la fe o la religiosidad para sentirte bueno y acallar tu conciencia pero tu vida real va por otro lado?
Fíjate que nuestra sociedad vive de apariencias en muchas ocasiones. La verdad importa poco. El postureo y lo que los demás ven parece ser la medida de todo. Sin embargo, la fe cristiana es una propuesta totalmente diferente: da limosna de lo que tienes en tu corazón. Es decir, llena tu corazón de Dios, de su Espíritu y sus dones, y eso será lo que saldrá de dentro.

Relee el Evangelio, escucha lo que Dios te dice y respóndele con tu oración.