Lunes 8 de octubre

Lunes 8 de octubre
XXVII tiempo ordinario

(Recuerda:
1. Pide el Espíritu Santo
2. Lee despacio y entiende
3. Medita qué te dice la Palabra de Dios
4. Ora, respóndele al Señor)

Evangelio según San Lucas 10, 25-37
En aquel tiempo, se presentó un letrado y le preguntó a Jesús para ponerlo a prueba: Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna? Él le dijo: ¿Qué está escrito en la Ley?, ¿qué lees en ella?
El letrado contestó: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas y con todo tu ser. Y al prójimo como a ti mismo». Él le dijo: Bien dicho.
Haz esto y tendrás la vida.
Pero el letrado, queriendo aparecer como justo, preguntó a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo?
Jesús dijo: Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó, cayó en manos de unos bandidos, que lo desnudaron, lo molieron a palos y se marcharon, dejándolo medio muerto.
Por casualidad, un sacerdote bajaba por aquel camino y, al verlo, dio un rodeo y pasó de largo.
Y lo mismo hizo un levita que llegó a aquel sitio: al verlo dio un rodeo y pasó de largo.
Pero un samaritano que iba de viaje, llegó a donde estaba él y, al verlo, le dio lástima, se le acercó, le vendó las heridas, echándoles aceite y vino y, montándolo en su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y lo cuidó. Al día siguiente sacó dos denarios y, dándoselos al posadero, le dijo: Cuida de él y lo que gastes de más yo te lo pagaré a la vuelta.
¿Cuál de estos tres te parece que se portó como prójimo del que cayó en manos de los bandidos? El letrado contestó: El que practicó la misericordia con él. Díjole Jesús: Anda, haz tú lo mismo.

Pistas: ¿En qué se nota si cumples el mandamiento del amor? En que practicas la misericordia. Ésta es la clave de todo el Evangelio de hoy.
La pregunta del letrado es cómo ganar la vida eterna. La respuesta de Jesús es cómo tener vida. Y el ejemplo de Jesús hace caer en la cuenta de que ni los puestos, ni las apariencias, ni la posición social… nada de esto da vida. Lo que hace entrar en la vida es vivir en el amor y esto lleva a ser misericordioso.
Hoy puedes recordar las obras de misericordia https://www.aciprensa.com/recursos/obras-de-misericordia-1431 y pensar cómo va tu vida al respecto. ¿Se manifiesta tu fe en tu actitud con el prójimo? Fíjate que el samaritano se preocupa por el prójimo de verdad. Gasta su tiempo, sus recursos y su dinero en aquel que lo necesitaba.
La invitación final es: “Anda, haz tú lo mismo” y tendrás vida. ¿En qué aspectos de tu vida puedes aplicar el Evangelio de hoy? ¿quienes han necesitado de ti han podido contar contigo? ¿qué te está pidiendo la Palabra de Dios?

Relee el Evangelio, escucha lo que Dios te dice y respóndele con tu oración