Jueves 24 de septiembre

Jueves, 24 de septiembre
Bienaventurada Virgen María de la Merced

Recuerda:
1. Pide el Espíritu Santo
2. Lee despacio y entiende
3. Medita qué te dice la Palabra de Dios
4. Ora, respóndele al Señor
5. Actúa, llévalo a tu vida)

Evangelio según San Lucas 9, 7-9
En aquel tiempo, el virrey Herodes se enteró de lo que pasaba y no sabía a qué atenerse, porque unos decían que Juan había resucitado, otros que había aparecido Elías, y otros que había vuelto a la vida uno de los antiguos profetas. Herodes se decía: A Juan lo mandé decapitar yo.
¿Quién es éste de quien oigo semejantes cosas? Y tenía ganas de verlo.

Pistas: ¿Se puede vivir de supersticiones, habladurías o de lo que otros dicen o piensan? Si quieres que sea auténtico vívelo, experiméntalo, encuéntrate cara a cara con Jesús. Si no, no sabrás a qué atenerte.
¿Por qué la fe de tantas personas se enfría o se pierde? Porque viven de lo que dicen los demás, de los prejuicios. Pero ¿y si es verdad? ¿y si es para ti? ¿y si descubres a Jesús y su mensaje?
Este camino lo tienes que recorrer tú si quieres descubrir la verdad. No te conformes con lo que cuentan otros: busca, duda, reza, lucha… y descubrirás si todo esto es verdad y cuál es su sentido.
Si tienes responsabilidad en la Iglesia o en tu comunidad estarás preocupado por tanta gente que vive de oídas, alejados, sin entender y a veces sin querer descubrir más allá de lo que les cuentan. Tienen una imagen de lo negativo de la Iglesia y de los que la formamos. Pero, por otro lado, lo que dice el Evangelio, el bien que hacen tantas personas, el testimonio de muchos… parece indicar algo. Pero no saben a qué atenerse. Y, al final, hasta que no se encuentren con Jesús, hasta que no experimenten la realidad de su presencia y el poder del Espíritu Santo, permanecerán en la incertidumbre, en el pasotismo, en la duda y lejos de la salvación de Jesús. Busca caminos para que se hagan preguntas, para que exploren la fe, para que puedan experimentar a Dios, para que tengan experiencias de comunidad, de Iglesia. Abre caminos.
Vivir en la indeterminación o encontrar sentido y respuestas. ¿Quieres ver a Jesús?

Relee el Evangelio, escucha lo que Dios te dice, respóndele con tu oración y llévalo a tu vida