Jueves 14 de febrero

Jueves 14 de febrero
Santos Cirilo, monje, y Metodio, obispo, patronos de Europa

(Recuerda:
1. Pide el Espíritu Santo
2. Lee despacio y entiende
3. Medita qué te dice la Palabra de Dios
4. Ora, respóndele al Señor)

Evangelio según san Lucas 10, 1-9
En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él. Y les decía:
-«La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies.
¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis talega, ni alforja, ni sandalias; y no os detengáis a saludar a nadie por el camino.
Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa.” Y, si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros.
Quedaos en la misma casa, comed y bebed de lo que tengan, porque el obrero merece su salario.
No andéis cambiando de casa. Si entráis en un pueblo y os reciben bien, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya, y decid: “Está cerca de vosotros el reino de Dios.”»

Pistas: Jesús elige y envía. Él es el protagonista. Los demás sólo preparan el camino.
La tarea es muy grande, por eso hay que rogar al dueño de la mies que mande obreros. Pero el que ya está tiene que ponerse en camino. Siendo consciente de las dificultades (“como ovejas en medio de lobos”). Poniendo la confianza en el Señor (“no llevéis…”). Es urgente, corre prisa (“no os detengáis a saludar a nadie”). Lleva la paz de Jesús, no cualquier paz, sino la que nace de la salvación que Jesús trae y de su Reino. No se trata de prosperar (“quedaos en la misma casa”). Dios cuida de sus obreros (“el obrero merece su salario”). Llevan el poder de Jesús, hacen las mismas obras que Él (curan enfermos y anuncian el Reino).
Jesús elige y envía. El que escucha y se pone en camino lleva su salvación a los que la necesitan.
Lee el Evangelio y descubre ¿qué te pide Jesús a ti? Si ya estás en camino ¿qué detalle te ha llamado la atención? ¿en qué puedes mejorar cuando llevas el mensaje de Jesús a otros? Y ora con lo que la Palabra de Dios ponga en tu corazón.

Relee el Evangelio, escucha lo que Dios te dice y respóndele con tu oración.