Domingo 19 de mayo

Domingo 19 de mayo
V domingo de Pascua

(Recuerda:
1. Pide el Espíritu Santo
2. Lee despacio y entiende
3. Medita qué te dice la Palabra de Dios
4. Ora, respóndele al Señor
5. Actúa, llévalo a tu vida)

Evangelio según san Juan 13, 31-33a. 34-35
Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús:
—«Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo: pronto lo glorificará. Hijos míos, me queda poco de estar con vosotros.
Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también entre vosotros. La señal por la que conocerán todos que sois discípulos míos será que os amáis unos a otros.»

Pistas: Amar es el nuevo mandamiento, el que lo resume todo, el que Jesús quiere que sea la seña de identidad de sus discípulos. El distintivo que tiene que haber en la Iglesia es el amor. Por ello se nos tiene que identificar. El modelo es Jesús. Él va delante, nos ha enseñado que amar es entregar la vida, es vivir unido al Padre, es buscar y cumplir su voluntad.
El Evangelio de hoy es una invitación a que examines tu vida. ¿Estás amando? ¿está tu comunidad o parroquia cumpliendo lo que Jesús ha mandado?
El que hace que todo esto sea posible es el Espíritu Santo, Él lleva a plenitud la obra de Jesús. Por eso, pídelo, y camina con Jesús. Y así se hará realidad para ti el Evangelio de hoy.

Relee el Evangelio, escucha lo que Dios te dice y respóndele con tu oración y llévalo a tu vida.